Altísimo, Omnipotente y Buen Señor,
a Ti nuestra alabanza por la bella presencia de los Capuchinos en las
Américas:
un pasado de grandes sueños,
un presente de muchos esfuerzos
y un futuro lleno de esperanza!
Sí, Altísimo, solamente a Ti toda alabanza y toda gloria!
Altísimo, Omnipotente y Buen Señor,
danos la gracia de reavivar nuestro carisma en las Américas,
fieles al Espíritu de los orígenes,
abiertos a los cambios de nuestro tiempo,
atentos a las urgencias y clamores nacidos de la vida
que late en este inmenso continente,
revisando nuestra forma de vivir el Evangelio,
reinventado nuestras estructuras,
fortaleciendo nuestra presencia,
haciendo, así, más visible y relevante el carisma que nos diste.
Bendice por las manos de la Virgen Pobre,
Señora de Guadalupe, patrona de las Américas,
el Encuentro Panamericano de los Capuchinos.
Ilumínanos con la ternura de Francisco y el vigor de Clara.
Fortalécenos con el testimonio de tantos Capuchinos
que dieron la vida en este suelo,
para que sigamos las huellas de tu amado Hijo.

Amén!

Categorias: Downloads

1 comentário

Emig · 17 de fevereiro de 2020 às 23:37

¡Me uno a las oraciones para que el Primer Encuentro Panamericano de Capuchinos logremos alcanzar los grandes sueños del pasado, viviendo el presente con mucho esfuerzo para continuar viendo un futuro lleno de esperanza!

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *