El tiempo es importante para poder profundizar en los grandes temas que implican nuestra vida. El Encuentro Panamericano de Capuchinos quiere ser el fruto de la participación de todos los hermanos, por lo que nos hemos establecido un camino de reflexión y colaboración. En un inicio nos habíamos propuesto un año, Dios quiso que fueran algo más de dos… un tiempo que nos ayuda a crear un verdadero proceso de reflexión que nos lleve tomar decisiones relevantes para nuestro futuro. Recordemos ahora este camino recorrido y entusiasmémonos por lo que nos queda.

Capítulo General 2018

En el Capítulo General de 2018, fr. Mauro Jöhri, en su relación del sexenio, destacaba que en las tres Américas el número de los hermanos, desde hace algunos años, está en un leve descenso. Y señalaba que estábamos en un momento importante para revertir esta tendencia.

A partir de esta constatación, el Ministro General y su consejo advirtieron que era necesaria una seria reflexión sobre nuestra presencia en las Américas y sobre nuestro modo de vivir el Evangelio al estilo de Francisco de Asís y nuestra tradición capuchina. Por eso, en su primera Carta circular, fr. Roberto Genuin, destina toda la IV parte reflexionar sobre las Américas, y ahí nos decía en el n. 49:

Si hasta hace algunas décadas se podía pensar que fuera esta la zona en la que más crecería la Orden, con una fisonomía propia y con algunas acentuaciones que parecía que expresaban mejor nuestro carisma en las culturas allí presentes, hoy comprobamos que la dinámica de crecimiento ha parado. Desgraciadamente hay ya diversas circunscripciones, en particular en el área de lengua española y en algunas provincias de América del Norte, que están sufriendo una fuerte disminución de los hermanos. Creo que es el momento justo para reunirnos y reflexionar sobre lo que está sucediendo.

Y después, en el n. 52 proponía:

Capítulo General 2018

Nuestros hermanos de América son los más directamente interesados en todo este camino, y son también ellos los que tienen mayor capacidad para reflexionar e identificar las vías idóneas para realizarlo; por este motivo el Consejo General piensa llevar adelante la iniciativa de un Encuentro Panamericano de todos los Superiores mayores del continente, que se celebrará en octubre del año 2020.

Proponiendo, en el mismo número, además de la reflexión sobre nuestro estilo de vida, el objetivo de nuevos vínculos de colaboración y una reestructuración de las circunscripciones:

Esperamos que en este encuentro maduren criterios para mejorar la ayuda mutua y se den también sugerencias para los posibles cambios en las estructuras de las circunscripciones: provincias en custodias, uniones de provincias, nuevas custodias, una nueva definición de los territorios de las circunscripciones, etc.

A partir de esta iniciativa, el Ministro General nombró una comisión preparatoria del Encuentro Panamericano de Capuchinos, que se reunió por primera vez en Chepo, Panamá, del 20 al 24 de mayo de 2019.

Allí se propuso realizar el Encuentro Panamericano de Capuchinos en Panamá del 19 al 27 de octubre de 2020, para mirar el pasado con agradecimiento, el presente con sus muchos esfuerzos y soñar un futuro lleno de esperanza. Para esto se vio necesario reflexionar sobre nuestra formación y misión, y sobre nuestras estructuras y modos de colaboración. De esta reflexión surgió el esquema del encuentro y del trabajo previo.

Comité Preparatorio de la Reunión Panamericana

La comisión, en una carta a todos los hermanos de las Américas, clarificó el objetivo del encuentro:

Ayudar a reavivar nuestro carisma en las Américas, teniendo en cuenta los cambios de nuestro tiempo y las urgencias y llamados que nos vienen de las diversas realidades del continente; revisar nuestras estructuras de organización y gestión; perfeccionar nuestros instrumentos de colaboración fraterna, en diversas áreas; organizar nuestros frentes de misión, fortaleciendo nuestra presencia y haciendo más visible y relevante nuestro carisma.

Si bien los convocados serán los Superiores mayores y algunos delegados, es importante escuchar a todos los hermanos, para que el Encuentro sea el eco de toda la fraternidad. Para esto se propusieron algunas celebraciones, la oración del Encuentro y tres capítulos locales donde pudiéramos orar y reflexionar sobre nuestro estilo de vida y nuestro pasado, presente y futuro como capuchinos en las Américas. Estos capítulos fueron:

  1. en el primero nos preguntábamos cómo nos soñamos como Capuchinos en las Américas (finalizado en marzo de 2020);
  2. en el segundo miramos agradecidos a nuestra historia (finalizado en mayo de 2020);
  3. en el tercero nos interrogamos sobre nuestras estructuras para reavivar nuestro carisma (entregado en junio de 2020).

El 13 de junio de 2020 la Comisión comunicaba, a través de una carta, que por la pandemia el Ministro General posponía la Asamblea y se realizaría en San Pablo, Brasil, del 2 al 9 de mayo de 2021. Al extenderse el tiempo, se dio la oportunidad de hacer un cuarto Capítulo local (4.) sobre la misión, tema que el Ministro General propuso para realizar un nuevo Consejo Plenario de la Orden y parte fundamental de nuestra reflexión en las Américas. Este capítulo se realizó en octubre de 2020.

Fueron centenares las respuestas de estos cuatro capítulos locales que llegaron desde todas las fraternidades en las que estamos. Estas respuestas fueron estudiadas y sintetizadas por una comisión en febrero de 2021 (Resumen de las respuestas recibidas), para luego elaborar un Documento base para la consulta y trabajo de los delegados a la Asamblea.

Reunión preparatoria, celebrada en el grupo cerrado de Capuchinos

La pandemia se extendió más de lo esperado, por lo que el Ministro general, escuchando el parecer de la comisión, decidió iniciar el Encuentro en la fecha propuesta, pero de modo virtual, escalonando las reflexiones de los delegados a lo largo del año, profundizando en los temas centrales: formación, misión, colaboración y estructuras, a partir del Documento base. Se harán cuatro encuentros virtuales sobre cada uno de ellos y se culminará con el encuentro presencial en el mes de mayo de 2022 en San Pablo, Brasil, con la dinámica ya prevista desde el inicio. Simultáneamente, se escuchará a los hermanos, a través de encuentros paralelos de diferentes grupos (formadores, formandos, hermanos de menos de 10 años de profesión, pastoralistas, Jpic…), para que elaboren sus propuestas que serán escuchadas en el encuentro presencial de 2022.

Un largo y sinuoso camino que esperamos nos lleve, con la ayuda del Espíritu Santo, a las puertas de una verdadera renovación de nuestro carisma en las Américas.

Categorias: Noticias